Be ridiculous, Be free!

Hora: 20.45. Lugar: coche 8 del AVE entre Madrid y Barcelona. Una mujer está cantando a pleno pulmón una canción en el baño…todo el vagón la escucha…

Esa mujer soy yo y la canción es una nana de mi abuela que estoy cantando a mis hij@s mientras ellos están en la cama en Madrid con su padre. Todo con un solo objetivo: no perdernos el ritual del FBBH (“Family Big Bed Hug” ver mi post Love Letter to my bed). Vuelvo con una sonrisa de oreja a oreja a mi sitio, vestida de ejecutiva y con un buen sabor de boca…

Claramente, una de las cosas que me ha aportado la maternidad es que he perdido totalmente el poco sentido del ridículo que podía tener.

 ¿Qué es el sentido del ridículo?

Es prestar una exagerada importancia a las opiniones, valoraciones de los demás y patrones de conductas sociales.

¿Por qué el miedo a ser ridiculo nos impide ser libres?

Porque nos   induce a hacer cosas que realmente no queremos, para evitar   sentir angustia y/o vergüenza. Nos podemos sentir obligados a seguir unos   comportamientos socialmente establecidos como una determinada forma de   pensar, comportarse, de vestir…

Porque dejamos   de ser nosotros mismos para adaptarnos a los patrones que la sociedad marca. El temor al  ridículo puede frenar a algunos a realizar cosas beneficiosas para su vida.

Desde luego, creo que hay dos pilares para superar el sentido del ridículo: el sentido del humor y relativizar.

Me encanta sentirme tan libre. La maternidad, y seguramente la edad también, ¡me han hecho relativizar tantas cosas!. Sobre mí, mis miedos…

Podría hacer una lista larga de todas las cosas que ahora ya no me provocan ninguna vergüenza, ¡pero quiero saber qué hacéis vosotr@s!

A sentirnos libres. ¡Es bueno para la salud!

 

 

Time: 8.45pm. Place:  coach 8 in the high-speed train between Madrid and Barcelona. A woman is singing out loud in the loo….and the whole coach is listening to her.

I am that woman, and the song is my grandmother’s lullaby that I now sing to my kids whilst they are in bed with their dad in Madrid. All this with one objective in mind: not missing out our ritual of FBBH (“Family Big Bed Hug” see my post Love Letter to my bed). I go back to my seat with a wide smile on my face, dressed as a business woman and with a delicious feeling…

 Clearly, one of the things that I have taken away from maternity is the loss of sense of ridiculous.

What is this feeling of sense of ridiculous and self-consciousness?

It is when we pay too much attention to the opinions of others and social conventions.

Why does it hinder us from being free?

Because it forces us to do things we don’t really want to do just to avoid stress and feeling ashamed. We can feel obliged to follow socially recognized behaviors as a certain way of thinking, conducting ourselves or dressing…

 Because we stop being ourselves in order to adapt to references that the society establishes. Feeling self-conscious can refrain us from doing things in our own benefit. 

There are definitely two keys to overcoming this feeling: sense of humor and taking distance.

I love feeling that free. Maternity and also the years starting to add up, have helped me to take downplaying so many things! Related to myself, my fears…

I could put together a long list of all the things I am doing now without any shame but I want to know what YOU do!

Feel free, it’s good for your heath!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Be ridiculous, Be free!

  1. Ana dijo:

    Isabelle, me encanta esa actitud y me da muchas ganas de probarla!!. Soy de las del sentido del ridículo total, así educada, y es un verdadero corsé. Aprender a reírse de una misma consigo misma y con los demás es una suerte, y también de lo mejor que van dando los años y tener niños y niñas cerca:). Gracias x tu post y por tu blog para motivarnos a ser libres!!!. Muac.

    • iauroux dijo:

      Hola Ana! Prueba, prueba…fuera el corsé que nos inhibe y se supone nos hace mejor figura…todo mentira!!!:)
      Esto y la bicicleta, y rienda suelta a la libertad!
      un beso fuerte. I.

  2. Yolinda dijo:

    Para mí no estabas haciendo el rídiculo, eras espontáneamente feliz. Bueno, es que no sé si rídiculo es bueno o es malo????.
    Yo también hago mucho el “rídiculo” con mis hijas, incluso ellas sienten mas rídiculo que yo… porque todavía no han sido madres 🙂 🙂

    • iauroux dijo:

      Yolinda! En general el hacer el ridiculo no esta bien valorado por esto, nos cortamos tanto! Me alegra que lo hagas con tus hijas porque aunque lo vivan “regular”, les estas enseñando a olvidarse de la Mirada de los demas! un beso

  3. Pingback: Move to be free! | The FreeMe Project

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s