I am a mum and I don’t feel guilty.. should I?

guilt615x340

Si, lo confieso. Casi nunca, me siento culpable hacia mis hijos. Pero fijados que fuerte.. que esto mismo me ha llevado a sentirme culpable pensando lo siguiente: ¿Soy mala madre entonces, porque no les quiero dedicar la totalidad de mí tiempo?

Creo que estos pensamientos definen bien lo que nos puede pasar a las madres en general.

En mi caso, sé que no me suelo sentir culpable porque tengo todo planificado para dedicar un tiempo de calidad a mis hij@s a la vez de dejarles siempre entre buenas manos, que sean las de su padre o las de mi “Mary Poppins” personal y segundo, porque sé, que no podría solo dedicarme a ell@s ya que necesito tener mi parcela secreta ante todo para ser feliz.
Pero este sentimiento de culpabilidad existe y desde que tengo dos niños, lo he experimentado
.. y, quizás, porque ahora el tiempo se hace más escaso.

Pero ¿quién es la culpable de la culpabilidad?

La dichosa imagen de la Madre Perfecta, que nos tiene engañadas a todas en mayor o menor medida
Aunque lo sepamos, aquí nos tiene: frágiles víctimas de un modelo que no existe pero que nosotras mismas o la sociedad intenta vendernos constantemente.

Todas aspiramos a eso y como es imposible, pues llegan sentimientos de frustración y culpa.

El rol de la mujer ha ido cambiando pero parece que nos exigen o nos exigimos de todo y que encima todo en nuestra vida este impecable: desde nosotras mismas hasta nuestras casas, las parejas felices y nosotras impecables y con una sonrisa constante.

Y para colmo, un Movimiento Naturalista nos vende unos modos de hacer que nos transportan atrás en el tiempo y nos hacen sentir culpables de no seguir sus preceptos con mensajes de este estilo:

“Para ser buena madre, tienes que dar el pecho y a demanda”…es decir, yendo al extremo “si no das tu leche materna, no estás haciendo todo lo que deberías para tu bebe”. Es cierto, la lecha materna es buena para los bebes pero tampoco tiene que volverse una obsesión como muestra la reciente moda del Cross Nursing: alquilar mujeres en Gran Bretaña para dar el pecho a tu hijo. Lo que más cuenta es que la madre este bien y que el vínculo se desarrolle sin problemas.
Sin hablar de la nueva figura de “madre guerrera” fruto de la obsesión por dar a luz sin apoyo médico, que puede llevar algunas mujeres a tener serios problemas en el parto.

¡Paremos aquí todo!

Aunque el dicho dice que “madre no hay más que una”, aceptemos que hay tantas madres como mujeres, y ni una es la buena o la mala. Hay millones de manera de ser madre y lo que más importa es estar bien y en coherencia consigo misma.
¿Qué podemos hacer para sentirnos menos culpables?

Para mí, lo esencial es trabajar nuestras creencias. Es una constante lucha interna e externa, que puede pasar por los siguientes 5 pasos.

Paso 1 – Matar a la madre perfecta que sigue aflojando dentro de mi
Entonces, que tipo de madre quiero ser? Y, porque? ¿Qué parte me viene impuesta por mi educación o la sociedad? Y que parte es lo que realmente deseo ser?

Paso 2 – Quitarse de la cabeza que “Tener tiempo para mi es ser egoísta”
Si tenemos un trabajo fuera de casa, cargamos con la mayoridad de las gestiones de la misma, y de vez en cuando disfrutamos de momentos Yo, parece ser que estamos robándoles tiempo a nuestros hijos o de ser una egoísta. Ojo, escucharse y tener un momento para si no es ser egoísta es pensar en si…
Si empezamos por trabajar esta creencia, cambiaremos mucho nuestra carga de culpabilidad.

Uno de mis principios es que no puedo cuidar de los míos, sino estoy bien conmigo misma.

Paso 3 – Priorizar mi tiempo
Lo principal es delegar tareas para librar un tiempo de calidad con los niños.
Decir No de forma consciente escuchando lo que realmente quiero hacer.
Estar al 100% en los momentos que estoy con ellos.

Y, por cierto, los niños duermen, no? y temprano en mi caso… así que para tener un tiempo para mí misma, solo me falta organízame… Por esto, os invito a leer mi antiguo post “Plan to be free”.

– Paso 4 – Sentirme segura a la hora de delegar el cuidado de mis hij@s
Aquí hay dos temas. Por un lado, aceptar que podamos tener miedo a estar destronada si dejamos nuestros hijos al cuidado de otra persona. Y aquí tenemos que acordarnos que nadie, nadie puede coger este sitio…y esto también es importante para aceptar que los que se quedan con ellos, no tendrán que hacer lo mismo que nosotras..
El otro punto fundamental es la confianza en las personas que se quedan con los niños: desde la pareja hasta el lugar o la persona que les cuida. Vale la pena invertir tiempo y preparación en las entrevistas a las niñeras.

– Paso 5 – Decir adiós a los de mi entorno que me hacen sentir culpable
Una compañera holandesa me comento lo mal que lo pasaba cuando iba de repente a buscar a su hija al parque. No se enteraba de cada evento escolar de la vida de su hija y se sentía rechazada por la “mafia del área infantil” cada vez que aparecía con sus tacones y traje.
Aunque seguramente ella tenía parte de responsabilidad, puede ser interesante apoyarse en personas que entienden y apoyan nuestra forma de vivir nuestra maternidad.

No nos olvidemos que nuestros hijos necesitan una madre pero no en cualquier estado emocional! Las consecuencias del sentimiento de culpabilidad pueden ser de alto riesgo: para una misma primero y hablaremos más delante de la depresión post-partum como uno de los riesgos poco conocidos. Pero también con nuestros hijos ya que nos puede llevar a no ser consecuentes y no lograr ponerles límites.

Y, sinceramente, ¿a quien le gustaria vivir 24 horas al dia con sus hijos (o su pareja)?
Esta situación seria muy peligrosa para tod@d ya que pararía su evolución y no permitiría la separación necesaria para lograr la independencia de los hij@s

Nos deseó a todas mucho ánimo y energía para ser libres…de culpabilidad!

Yes, I admit it. I almost never feel guilty for my kids. But how weird is it that this lack of guilt feeling has made me feel actually guilty of thinking this way: does that mean that I am a bad mum if I don’t want to spend all my time with my kids?

I believe this type of thoughts reflects quite well what can happen to mothers in general.

In my case, I know that I usually don’t feel guilty because I tend to plan quality time with my kids and always rely upon trusted persons to take care of them, may it be their dad or one of my “Mary Poppins”. I am also very clear about the fact that I would not feel fulfilled if I were to dedicate my entire time to them.
But this feeling of guilt exists and since I am a mum of 2, I have experienced it…probably because now the time is shortened.

But, who – on earth- is guilty of this feeling of guilt?

The answer is clear: the Perfect Mum image, which manipulates us all.

Even though we know about it, here it is: we are fragile victims of a model that does not exist but that we are constantly bombarding ourselves with.
We all want to be like her and because it is impossible, this is when feelings of frustration and guilt appear.

Women’s role has changed a lot but it seems that we are still expecting everything from us as does the society. Our lives need to be perfect, we must look outstanding as do our places, our partners need to be happy and we have to keep a smile on our faces.

If we add to this, the increasing power of the Naturalist Movement that sells us old fashioned ways of acting, then we are top guilt winners if we don’t follow their strict advises through messages such as:

“If you want to be a good mum, you have to breastfeed whenever the baby requires it”…which means- being extreme-, “if you don’t give your milk, you are not doing all you should do for your baby”.
It is true that maternal milk is the best for babies but it should not make us fall in an obsession of breastfeeding such as the new uk fashion of Cross Nursing that makes parents hire the services of women to breastfeed their kids just for the sake of breastfeeding.
No one tells you that what really counts is for the mum to be fine and the emotional attachment with the child to develop smoothly.
Let’s not mention the new “Warrior Mums” trend,that pushes mothers to give birth without medical help and sometimes, ends up in horrible situations.

Come on, let’s stop this!

Even if there is a famous saying “There is no more than one mum”, let’s accept that there are as many mothers as women and none of them is better or worse. There are millions of ways of being a mum and what most counts, is to be fine and in coherence with oneself.

What can we do to feel less guilty?

I believe the main step is to work on our beliefs. This is a constant fight, both internal and external, and it can go through 5 main steps.

Step 1 – Kill the perfect Mum that stills wants to live inside of you!
What type of mum do I want to be? And why? Which part comes from my education or the pressure of the society? Which part is the one I really decide for?

Step 2 – Put aside the belief that “If I take time for myself, I am being selfish”
If we work outside from home whilst still handling most of the household tasks, and go for some “Moments for myself”, it can feel like we are stealing time to our kids and being selfish. Watch out! Having time for me and thinking of oneself is not being selfish. The word itself has a negative connotation.
If we start working on this belief, then we will change our level of guilt.
One of my principles is that I cannot take care of my beloved ones, if I am not ok with myself.

Step 3 – Manage your time, thus your priorities!
The main point is to manage to delegate some tasks in order to spend quality time with our kids. I believe it is also important to say NO consciously to some activities by listening to what we really want to do and enjoying the moment to the full by being there!

By the way, children tend to sleep longer hours than adults, and they usually go to bed earlier (at least in my case). So I believe, evenings can be a good moment for spending time with oneself and this requires some organization. I therefore invite you to read my latest post “Plan to be free”.

-Step 4 – Trust whilst delegating the care of your kids
For me, here there are two topics: on one side, we need to accept the fear of having someone taking our place if we leave our children with someone else. Let’s remind us that no one can ever take our place! This is also a key point to bear in mind whilst delegating: they don’t have to do things the same way as we do!
The other important point is the trust we have in the people we leave our children with, may it be nannies, grand parents or kindergarten. I believe it is really worth it investing time in seeking the right place and interviewing deeply the right persons.

-Step 5 – Say Goodbye to those of your surrounding that make your feel guilty
A Dutch Colleague told me how bad she felt when she picked up her daughter in the playground. She was not as well informed of all school activities and felt kept out from the “Sand Playground Mafia” of mums each time she would appear with her suit and high heels.
Even though I believe she had part of the responsibility of feeling this way, I think it is highly recommended to clean up our network from people pushing on such a guilt pressure on us and share more time with others who support our way of living our maternity.

Let’s not forget that at the end of the day, our kids need a mum but not a mum in whatever emotional state! This guilt feeling can have some dramatic consequences: first on ourselves (and we will come back on this with a post on Post-Partum depression) and on our kids mainly, as it might bring us to struggle putting them limits.

And honestly, who would want to live stuck to their kids (or their husband actually) 24 hours a day?
This would be really dangerous for ours children and for us because it would stop their evolution and stop the separation process that helps our kids become independent!

I wish us all a lot of energy and luck in order to be free…of guilt!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en The FreeMum y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a I am a mum and I don’t feel guilty.. should I?

  1. Marie dijo:

    Que largo e interesante post!
    Para “parafrasearte” y retomar una conversacion que tuvimos junt@s hace 10 dias: lo importante es tener el equilibrio de vida que una madre desea entre trabajo/hijos/pareja/y su rincon personal (cada uno con la proporcion que querra), y asumirlo viviendo en perfecta harmonia.
    Lo mejor para los niños es tener a una madre feliz!
    Claro, facil en la teoria, pero no tanto en la practica..
    Un beso muy fuerte

  2. A dijo:

    tengo la suerte de haber podido dejar de trabajar un anio cuando cada uno de mis hijos nacido y durante ese tiempo te das cuenta de muchas cosas :
    1) que tus hijos no son mas (ni menos) felices porque tu vayas a buscarles al cole, les des la merienda, estes en el parque con otras madres mientras juegan, les banen…
    2) la que sera mas o menos feliz seras tu misma segun lo que a ti te apetezca (quedarte en casa a cuidar de ellos o volver al trabajo rapidamente).
    3)) que el dicho “la confianza da asco” tambien puede aplicar a la relacion madre/hojo. Me explico : mis hijos teneian tendencia a abusar de mi, a no ver los sacrificios y la dedicacion de su madre durante ese anio (al fin y al cabo son ninos).
    4) que he vuelto al trabajo, y mis hijos se alegran mucho mas de verme cuando llego y yo tambien!
    🙂

  3. olga dijo:

    Ay Isa, qué razón tienes!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s